imagen

Familia y cáncer

La presencia de una enfermedad en la vida de una persona es un factor que puede alterar el modo que ésta tiene de relacionarse con los otros y consigo misma, pudiéndose afectar el funcionamiento familiar y rutinas cotidianas en grados diversos. Cuando le ocurre algo (positivo o negativo) a algún miembro del grupo, suele influir de alguna manera en los demás integrantes, aunque no siempre se perciba fácilmente.

Las funciones que por lo general cada uno cumple (hacer las compras, ir a buscar a los niños al colegio, aseo doméstico, entre otras) pueden requerir una reorganización que facilite el continuar respondiendo a las demandas de vida habituales, así como a las nuevas necesidades que se van generando debido a la situación de enfermedad.

Cabe decir que la dinámica familiar se puede desequilibrar por un cambio de origen interno (Ej. enfermedad de un miembro de la familia) o externo al sistema (Ej. un desastre natural). El tiempo para establecer un nuevo equilibrio emocional dependerá de cada familia y de la intensidad del cambio.

grafico