imagen

Sobre el cáncer

¿Qué es el cáncer?

Es un conjunto de síntomas que se manifiesta de distintos modos y que, por lo tanto, tiene pronósticos y tratamientos diferentes. El cáncer no es una enfermedad única, pero lo común a los distintos tipos de procesos clínicos, es el crecimiento incontrolado de células. Estas tienen la capacidad de viajar por el cuerpo mediante dos mecanismos: Invasión (migración y/o penetración directa de las células cancerosas en el tejido vecino) y Metástasis (las células cancerosas circulan a través de los vasos sanguíneos y linfáticos e invaden el tejido normal en otras partes del cuerpo).

Tipos de cáncer

De modo general, es posible distinguir cuatro grandes grupos de cáncer, según su origen:

Carcinomas

Es el tipo de tumor maligno de mayor frecuencia y afecta a los tejidos blandos. Algunos de los más conocidos se originan en la piel, pulmón, cuello del útero, estómago, colon, mama, vesícula, entre otros.

Sarcomas

Tipo de tumor maligno que afecta a los tejidos conectivos (tejidos que sostienen el cuerpo) tales como cartílagos, grasas, músculos o huesos.

Linfomas

Tipo de cáncer que se origina en el sistema linfático, el que forma parte del sistema inmune. Se produce cuando los linfocitos (células blancas de la sangre encargadas de defender de las infecciones) sufren una anormalidad y se transforman en una célula cancerosa.

Leucemias

Tipo de cáncer sin tumoración que involucra un aumento de los leucocitos o glóbulos blancos presentes en la sangre (encargados de defender al organismo de las infecciones) y en la médula ósea (parte interna de los huesos encargada de la producción de células sanguíneas).

Fases del proceso oncológico

Fase de diagnóstico

Proceso de estudio a través de una serie de exámenes, orientado a la detección de una enfermedad. Parte de esta fase es la etapificación, que hace referencia al proceso que permite determinar la extensión de la enfermedad ya diagnosticada.

Fase de tratamiento

Conjunto de medios de toda clase, higiénicos, farmacológicos y quirúrgicos que se ponen en práctica para la curación o alivio de las enfermedades.

Fase de remisión

Indica la ausencia total o parcial de signos y síntomas producidos por el tumor canceroso. Puede ser transitoria o permanente, lo que no implica necesariamente la cura completa de la enfermedad debido a las probabilidades de recidiva.

Fase de seguimiento

Etapa post tratamiento oncológico en la que, dependiendo del protocolo aplicado, periódicamente se realizan exámenes diagnósticos para vigilar tanto, que la patología en remisión no haya reaparecido, como que no haya una nueva tumoración. Además se busca controlar el estado físico general de la persona.

Fase de recaída o recidiva

Reaparición de una tumoración maligna en la zona de ubicación original (local) o en una localización diferente a ésta, luego de haber desaparecido durante cierto periodo de tiempo.