imagen

Preguntas frecuentes

¿Cuándo consultar al Psicólogo?

Se sugiere poner atención cuando algunos de los siguientes síntomas se hacen más intensos, frecuentes y duraderos de lo habitual:

  • Angustia.
  • Llanto.
  • Irritabilidad.
  • Cambios de humor.
  • Miedo desproporcionado o injustificado.
  • Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos, o inapropiados. Sentimientos de impotencia y/o fracaso personal.
  • Desesperanza-pesimismo.
  • Disminución de la capacidad de disfrutar cosas que nos suelen gustar.
  • Disminución del interés o dificultad en las relaciones sociales.
  • Cambios en la percepción de uno mismo.
  • Cambios en la percepción de las cosas, situaciones o personas.
  • Dificultad para realizar las actividades usuales.
  • Pérdida del sentido o propósito de la vida / Ideas o intentos de dañarse así mismo (“dejar de existir”, “no estar”, “no sé para qué”).
  • Pérdida o aumento importante de peso no relacionado con enfermedad médica ni régimen alimenticio.
  • Agitación o enlentecimiento psicomotor.
  • Cansancio excesivo o pérdida de la energía.
  • Dificultades para un buen dormir.
  • Dificultad en la capacidad de pensar o concentrarse.
  • Consumo de drogas.

En casos oncológicos, considerar además:

  • Disconformidad con uno mismo a causa de un cambio en el cuerpo debido a una intervención y/o tratamiento.
  • Reaparición del cáncer (recidiva) o aparición de uno diferente.
  • Bajo apoyo social (familiares, amistades u otros a quien poder acudir).
  • Historia de cáncer en la familia.
  • Paciente que no coopera o que no cumple con los cuidados del tratamiento médico.
  • Reacciones de familiares que dificulten el tratamiento.
  • Dificultades familiares en las relaciones intrafamiliares.
  • Paciente infanto-juvenil.
  • Estar al cuidado de hijos pequeños o persona dependiente.
  • Alteraciones en vida sexual/pareja.
  • Pérdida de autonomía (temporal o indefinida debido al tratamiento).
¿Qué es la Psicoterapia?

La psicoterapia es la aplicación de la psicología clínica como tratamiento para cualquier condición que pueda ser considerada como mal-adaptativa en la vida de un individuo o que cause el sufrimiento de éste. Forman parte de esto el tratamiento de los trastornos mentales y de la personalidad. Aún cuando el fin último es la cura del malestar psicológico o alivio de los síntomas de quien consulta al psicólogo, la psicoterapia en si misma contribuye al crecimiento personal y a la ampliación de la consciencia de los conflictos, facilitando la comprensión de las razones subyacentes a éstos y, por lo tanto, el camino para su resolución.

La psicoterapia se da en el proceso de comunicación y vínculo establecido entre psicoterapeuta y paciente, considerándose como fundamental la confidencialidad de los contenidos trabajados.

¿Cuánto dura una psicoterapia?

La psicoterapia, como proceso terapéutico individual, puede extenderse desde pocos meses (por lo general no menos de seis) a años de tratamiento. La duración puede venir dada por la combinación de varios factores, como el motivo de consulta, las características de la persona y los objetivos que se acuerdan entre paciente y psicoterapeuta.

Si nos referimos a psicoterapia de grupo, ésta suele ser más acotada en el tiempo, aunque puede fluctuar entre varios meses y varios años, dependiendo de los objetivos y del proceso individual que cada persona tenga dentro del grupo.

Dado que la revisión de conflictivas personales es compleja y el trabajo psicoterapéutico implica cambios internos profundos, los avances en psicoterapia suelen ser lentos y paulatinos.

¿Cuánto cuesta la consulta psicológica?

Se pueden establecer distintos honorarios, en consideración del tipo de terapia y del profesional que la realice.

Para más información: info@ipsam.cl

¿Determinado tipo de alimentación puede producir cáncer?

Si bien es conocido el papel de la dieta equilibrada en un estilo de vida saludable, no es concluyente que una mala dieta pueda ser el factor desencadenante del cáncer. Es cierto que mantener una alimentación adecuada favorece al sistema inmunológico que, en relación con el cáncer, cumple un papel fundamental para poder llevar los tratamientos en el mejor estado físico general posible y conseguir así, disminuir los efectos secundarios. En general, cuanto más nutritiva sea la dieta, más y mejores defensas tendrá nuestro cuerpo frente a cualquier enfermedad.

Si voy al psicólogo ¿quiere decir que estoy loco?

Acudir a un psicoterapeuta es señal de que existe inquietud o interés por atender la propia salud psíquica-emocional o la de alguien que es significativo para nosotros. Desde esta perspectiva, si bien consultar da cuenta de que hay determinados aspectos que la persona detecta como más problemáticos, también es indicador de que existe consciencia de que hay algo que podría funcionar de un mejor modo, así como de la necesidad de autocuidado. Ir al psicólogo es un signo de que se comprende y acepta que no somos seres omnipotentes y que, por lo tanto, podríamos beneficiarnos de la asistencia que nos pueda proporcionar otra persona especializada en el área, De esta manera, se podría decir que, por el contrario de lo que muchos puedan pensar, considerar la consulta psicológica puede hablar de signos de salud mental, más que de la alteración o pérdida del juicio de realidad (a lo que se llama comúnmente "locura"). Esta última situación, si bien ocurre y también es un campo abordado por psiquiatras y psicólogos, es menos frecuente.

¿El psicólogo puede recetar medicamentos?

No. El psicólogo no tiene la facultad de administrar psicofármacos, aunque sí conoce los fenómenos y efectos de éstos. Por eso, el trabajo conjunto del psiquiatra con el psicólogo puede dar lugar a un mejor resultado terapéutico.

¿Cómo es el trabajo del psicólogo con los niños?

Como toda terapia psicológica, el objetivo es ayudar al que sufre proporcionando acogida y facilitando la resolución de problemas. Las competencias y habilidades de los niños y/o adolescentes para analizar y hacer frente a sus preocupaciones, varían según la etapa de desarrollo en la que se encuentren. En coherencia con lo anterior, la terapia infanto-juvenil ocupa diferentes técnicas para trabajar y apoyar al menor, tales como el juego, arte, música, técnicas del comportamiento, cognitivo-conductuales y principalmente, de grupo y de familia, considerándose también la intervención escolar, como una estrategia fundamental de atención. De este modo, tanto el vínculo con el terapeuta como las técnicas utilizadas, favorecerían un espacio de contención y orientación a padres e hijos, que contribuiría a que estos últimos se sientan mejor.

¿Por qué es necesaria la especialidad de psicooncología?

El diagnóstico de cáncer representa un fuerte impacto, asociado a estrés y altos niveles de ansiedad y preocupación para el paciente y los familiares. Es una enfermedad altamente temida: la mayor parte de las personas parten de la creencia de que su diagnóstico está asociado al dolor, al sufrimiento y a la muerte. Es importante saber que en la actualidad, alrededor del 50% de los casos totales se curan, el 35% suponen el mantenimiento de una condición crónica y, en aquellos casos en los que no se puede detener la enfermedad, se disponen de cuidados paliativos, los cuales promueven la mejor calidad de vida posible para la persona y su entorno cercano.

No obstante, en el camino de la enfermedad se han de afrontar variadas situaciones complejas que se pueden prolongar en el tiempo, constituyendo desafíos que pueden ocasionar un alto nivel de sufrimiento si no se previenen o se tratan desde los momentos iniciales con ayuda de los profesionales especializados. En este contexto, la asistencia psicológica especializada en oncología, puede resultar un soporte fundamental, no sólo para el paciente, sino también para el equipo médico.

Para más información: contacto@ipsam.cl